AD MAIOREM DEI GLORIAM

domingo, 30 de marzo de 2014

Querida amiga

El ángel había dormido
dormido como si hubiera sido la última noche
y que no fuera a despertar
no despertar para ver a ese horror
¡Duerme como si fuera un viaje eterno!
¡Viaje eterno hacia el cielo!

El ángel había dormido con alegría
alegría que espantaba a esos ojos negros.
¡Duerme hacia mi ángel mío!
¡Duerme como si fuera la última noche de tu vida!


Posdata: Escrito por mí en el 2003 (12 años)
Escrito luego que mi mejor amiga se despidiera para no volver.