AD MAIOREM DEI GLORIAM

viernes, 26 de septiembre de 2014

No era demasiado bonita

No era demasiado bonita para impresionar a alguien que no conocía, había resuelto muchas veces ser bonita ante algún conocido.

Hoy no conocía a nadie mas que ella misma, al menos creía conocerse un poco.

Ojos negros, cabello oscuro y piel blanca con algunas huellas imborrables de la varicela. Sì. Eso era ella frente al espejo.

Dio las 5 en punto, debía salir de la estación del treny enfrentar lo poco bonita que se sentía ese día.
¿Resultaba justo sentirse algunos días demasiado bonita y otros poco?

En la primaria niñas de un grado mas que ella le habían dicho que era fea, que ese mechón inmenso que llevaba sobre la frente la hacia ver como un personaje de alguna novela mal escrita.

Desde entonces aprendió a convivir con lo que la gente dictaba sobre ella, fea, bonita, débil, tonta, linda, lenta y mas.
Todos habían dictado en algún momento quien era ella.

Mientras seguía frente al espejo preguntándose si en verdad era todo lo que decían consideraba que no era demasiado bonita como las actrices y tampoco tan fea como las compañeras de curso, y aun así, se sentía culpable de tener que decirlo o tener que aceptarlo a oscuras, pues sabia lo que era ser vista con ojos de fealdad.

Mientras peinaba su cabellera se preguntaba si en el mundo, si en ese preciso instante, en alguna otra parte del mundo alguna persona mas se sentía poco bonita.

"Todas las personas, incluso las mas bonitas se han sentido feas en algún momento"

Se repetía incansablemente asi misma como una manera de justificar esos pensamientos que no quería que solo le correspondan a ella, quizá como una manera de no sentirse tan egoísta por un momento y a la vez poco bonita ese tarde de Octubre.


viernes, 19 de septiembre de 2014

Universo

Esta semana volvì a leer un poco de filosofìa, Descartes, Espinoza y Locke, en todo momento, absolutamente en todo momento he pensado en Dios y hoy tuve un sueño, màs que real luego de los 3 ùltimos en esta semana, y lo maravilloso es que no senti ese miedo que me apretò el corazòn durante mucho tiempo.
Muchas veces he sentido miedo, pero mientras màs me acerco a Dios y siento que èl tiene un plan para cada uno, mis miedos se van, se desarman y entonces solo queda èl con su infinito amor, y mientras mas miro al cielo leyendo a Descartes o Kant no termino de comprender la inmensidad del universo.
Y mi incapacidad de poder comprender inmensas preguntas me llevaron a esta frase:

"Un poco de ciencia te aleja de Dios, pero mucha ciencia te lleva directamente a Dios" -Louis Pasteur.


sábado, 13 de septiembre de 2014

Diana Martín

Hace unos días estuve revisando correos antiguos, de aquellos que nunca terminas de leerlo porque surge alguna otra cosa interesante, pero como ahora gozo de más tiempo me animé a revisar esos correos y entre uno de ellos 2011 encontré a Diana Martín y me enamoré (Termino enamorándome de todo aquello que me resulta bello o hace cosas bellas)

Así que me animé a colgar un poco de su trabajo y decir quién es ella.


DIANA MARTÍN(Guadalajara, Mexico 1979). 

Dibujante, grabadora y pintora. Ha tomado talleres, cursos y diplomados con maestros nacionales y extranjeros como Toni Guerra en composición, filosofía del arte e iconografía y Fumiko Ogura en tinta china y caligrafía. Su obra ha sido expuesta de manera individual y colectiva en galerías privadas y museos en Alemania, Estados Unidos, Cuba, Malasia, México,etc,
Sus temas son de corte surrealista y narrativo. 





lunes, 8 de septiembre de 2014

Amor constante más allá de la muerte

Cerrar podrá mis ojos la postrera
Sombra que me llevare el blanco día,
Y podrá desatar esta alma mía


Hora a su afán ansioso lisonjera;
Mas no, de es otra parte, en la ribera,
Dejará la memoria, en donde ardía:
Nadar sabe mi llama el agua fría,


Y perder el respeto a ley severa.
Alma a quien todo un dios prisión ha sido,
Venas que humor a tanto fuego han dado,
Médulas que han gloriosamente ardido:
Su cuerpo dejará no su cuidado;
Serán ceniza, mas tendrá sentido;
Polvo serán, mas polvo enamorado.


Poema: Francisco Quevedo y Villegas

lunes, 1 de septiembre de 2014

Setiembre


La dulzura del viento resplandece entre mis manos.
Me acerco un poco màs al abismo de mis emociones queriendo tocar el corazòn de la tierra que sostiene mis pies, de pronto me doy cuenta que estoy descalza, sì, descalza de miedo, de amargura, de sensaciones.
¡He olvidado lo que significa sentir!
¡He olvidado lo que significa el miedo, la amargura y la sensaciones!
Hermoso Setiembre que te asemejas a un cardinalis.
Aunque haya olvidado las sensaciones siento como el viento resplandece entre mis ojos.
Intento desaparecer del abismo, siento una nubecilla que me abraza desde el fondo del corazòn de la tierra.
¡He olvidado el miedo!
Hermoso Setiembre que te posas entre mis manos y ojos al compas de la tierra.
He decidido entregarme a ti. Eternamente.